Bienvenido > Temas > Que es el Caribe ? > Hegemonía, hegemonía impugnada y el Caribe del siglo XXI

Hegemonía, hegemonía impugnada y el Caribe del siglo XXI

  • Daurius Figueira University of the West Indies (Trinidad)

petrocaribe


El Caribe es una expresión del imperialismo del Atlántico Norte creada para resumir una relación de poder hegemónico  sobre un determinado espacio con una determinada presencia geográfica. Así pues es necesario verbalizar y desmenuzar  las manifestaciones de poder hegemónico sobre ese espacio, el cual puede resumirse con la expresión: el Caribe. En el siglo XXI, el Caribe sigue estando bajo la hegemonía de determinadas naciones del Atlántico Norte. Los vestigios de la dominación colonial europea se reflejan en la fase hegemónica  de E.U.  sobre  la región y por primera vez, desde la llegada de Cristóbal Colón en 1492, un poder indígena de la Cuenca del Caribe ha surgido desafiándolo. El gigante energético  del Hemisferio Occidental, Venezuela, bajo el liderazgo del Presidente Hugo Chávez Frías, a través de los instrumentos de Petro Caribe y el ALBA, está desafiando agresivamente la hegemonía de E.U. en el Caribe en compañía de los estados de las islas caribeñas pobres en energía. 

La Revolución Bolivariana de Venezuela a su vez ha creado oportunidades para dar vida a una moribunda y cada vez más intrascendente  revolución cubana, convirtiéndose en el benefactor que la  Unión Soviética nunca fue  o nunca pudo ser. Este es el poderoso símbolo de la muerte del modelo  socialista / comunista soviético que apunta hacia la potencia del socialismo del siglo XXI. De este modo, el Caribe sigue estando a la vanguardia del desarrollo discursivo y de las relaciones de poder en movimiento del siglo XXI que impactan las realidades del mundo. Por último, verbalicemos y desmenucemos  las relaciones de poder que se ocultan en la sombra, cuya hegemonía  no es de dominio público porque son empujadas hacia la periferia discursiva de las sociedades caribeñas. Este intento de silenciar la realidad no disminuye la fuerza de poder que estas realidades ejercen sobre los niveles sociales del Caribe. Estas realidades son los comercios ilícitos de la Cuenca del Caribe y el hecho de que constituyen niveles sociales alternativos en este siglo, a saber: tráfico de drogas, tráfico ilegal de armamento menor y contrabando/tráfico humano. La Cuenca del Caribe es hoy la zona de tráfico ilícito más valiosa del mundo que mueve drogas ilegales hacia Europa, África Occidental, Asia y los E.U., armamento menor y seres humanos en toda la región. El valor de los comercios ilícitos del Caribe está marcado por la presencia  de ramificaciones de las más poderosas empresas transnacionales del mundo del crimen organizado: la Camorra y la Ndrangheta de Italia, la Maffia rusa, las Tríadas chinas, los Zetas de México, la Cosa Nostra de los E.U. y una serie de organizaciones de traficantes colombianos como los Águilas Negras.   

Los signos físicos de la hegemonía de E.U. son las legiones destacadas en todo el Caribe. La ininterrumpida  existencia y uso de la instalación militar en la Bahía de Guantánamo, en Cuba, vinculada a un embargo de castigo apunta hacia la potencia americana  en su intento de estrangular la revolución cubana de 1959. El uso de Haití como laboratorio para comprobar la veracidad de las diferentes estrategias de la dominación imperialista y la intervención en el proceso político de la primera república negra libre del Hemisferio Occidental son ejemplos  de que estas pruebas pesan  hoy como carga orgánica sobre el nivel social de Haití y el experimento aún no termina. El  más opresivo de los experimentos de América es el ininterrumpido apoyo a la hegemonía de la notoria bancarrota; la oligarquía cleptómana de Haití, con sus guardianes de las élites serviles. En el año 2011, Puerto Rico vive un infierno constitucional y de hecho, es un fósil viviente de la evolución constitucional mundial posterior a 1945. Es   evidente que América se aferra a Puerto Rico por puros intereses hegemónicos ligado a la presencia física en la Cuenca del Caribe. Puerto Rico no es un estado de la Unión como Hawaii, ni tampoco una nación soberana e independiente. Entonces es una colonia, pero nunca la describen como tal. Islas Vírgenes de los E.U. es la otra colonia americana en la región que enfrenta  crónicos problemas económicos que amenazan la viabilidad del orden social. Por último, están  los efectivos militares de América  desplegados en la Cuenca del Caribe bajo el control del cuartel general del Comando Sur de E.U. en el estado de la Florida. A partir de la última década del siglo XX, el Comando Sur de E.U. ha sido re-conceptualizado y los efectivos militares necesarios suministrados  para garantizar que ahora sea la lanza que proyecte  la potencia norteamericana en la Cuenca.  

Los vestigios de la hegemonía colonial británica aún hoy se mantienen en el Caribe en el ejemplo de Islas Caimán. Una de las operaciones más activas en el mundo del lavado de dinero en el exterior se encuentra en el Caribe bajo el control directo de los británicos. De este modo, Islas Caimán sirve  de faro para los grupos del crimen organizado en busca de sitios donde lavar sus fondos ilícitos, haciendo valer así su influyente presencia en el Caribe. Los territorios/colonias británicas de las Bermudas e Islas Vírgenes Británicas son también famosos personeros internacionales  y junto con  Isla Gran Caimán  conforman los tres jinetes del complejo británico en el exterior   por una  débil  y sonriente regulación. El fracaso del régimen colonial británico en proporcionar y garantizar una buena admistración   se ejemplifica en la crisis de gobierno que afectó a la colonia caribeña británica de Islas Turcas y Caicos en el período 2008-9. Bajo el dominio colonial británico,  prácticas corruptas permearon la administración  post-colonial, lo que forzó  al gobierno británico a asumir total control colonial en el 2009. Un  caso de regresión constitucional en el Caribe en el siglo XXI.  

Los franceses mantienen su legado colonial en la Cuenca del Caribe con los departamentos de ultramar de Martinica, Guadalupe y Guayana Francesa. Pero ¿qué  es un departamento de ultramar de Francia? ¿Acaso Francia proyectada en el extranjero? ¿Avanzada de la civilización francesa en compañía de los hijos de un dios de menor cuantía? o ¿colonias bajo una nueva denominación como Puerto Rico e Islas Vírgenes de los E.U.? En realidad, es una combinación de todo esto y mucho más. Una especie de falso consuelo  por la pérdida de Argelia ante islamistas que se hacen pasar por seculares; árabes esclavos  de la Casa occidental. Un puerto de retención que alberga la indeseada carga de proyectar a Francia hacia el Caribe. Un puerto de retención que se mueve en los escenarios tropicales para saciar deseos de carne negra sin tener en cuenta ni edad ni sexo.    

El 10 de octubre de 2010 o 10/10/10 los Países Bajos desmantelaron su imperio colonial en el Caribe puesto que Curazao, Bonaire y Saint Martin se habían convertido en naciones "independientes y soberanas" del Caribe dentro del Reino de los Países Bajos. Las islas ABC situadas fuera de la costa norte caribeña  de Venezuela ahora deben valerse por sí mismas en un mundo hostil, mientras que el cálido abrazo de Venezuela les hace guiños. Tanto  Curazao como Bonaire ya están integradas a la infraestructura  de PDVSA en la Cuenca del Caribe  - el gigante energético propiedad del estado de Venezuela - y Aruba necesita vínculos económicos con Venezuela tanto como las otras dos colonias antes mencionadas.  La retirada holandesa ha venido a ser un beneficio estratégico para Venezuela porque la presencia  holandesa en la costa norte venezolana del Caribe ya es historia. Los personeros  políticos de Curazao quieren rematar la salida de los holandeses y el abrazo de  Venezuela en la persona del Presidente Hugo Chávez Frías con la  venta de la Refinería Isla Curazao a PDVSA y el desmantelamiento de las bases FOL . Dada la naturaleza rebelde de la política de coalición en Curazao, se espera que Refinería Isla y las bases FOL sean las futuras luminarias que inviten tanto a E.U. como a Holanda a participar del espectáculo de variedades  de “sube y baja el telón”.

En el año 2011, Venezuela es un desafío al orden hegemónico de la Cuenca del Caribe mediante estrategias complementarias e incluso independientes. A través de Petro Caribe, Venezuela está suministrando energía  a crédito de largo plazo a los países caribeños  pobres en energía. Al mismo tiempo, PDVSA está integrando determinados estados del Caribe en una red de refinación  fuera de la costa y de instalaciones de almacenamiento. Los refinadores identificados son: Cuba, Jamaica, República Dominicana, Curazao e Islas Vírgenes de los E.U.. Además, se prevén otras instalaciones de almacenamiento en Dominica, San Vicente y Antigua. Dada la constante dependencia  de E.U. de obtener energía importada,  el Comando Sur de E.U.  es responsable de la protección del suministro de energía procedente de la Cuenca del Caribe que está en manos de Venezuela. La influencia política de Venezuela en el Caribe es el uso estratégico de la energía en el siglo XXI.

Catégorie : Que es el Caribe ?

Pour citer l'article : Figueira D. (2013). "Hegemonía, hegemonía impugnada y el Caribe del siglo XXI" in Cruse & Rhiney (Eds.), Caribbean Atlas, http://www.caribbean-atlas.com/es/temas/que-es-el-caribe/hegemonia-hegemonia-impugnada-y-el-caribe-del-siglo-xxi.html.

Références

Figueira, Daurius (2004) : « Cocaine and Heroin Trafficking in the Caribbean the case of Trinidad and Tobago, Jamaica and Guyana » USA iUniverse Inc .

Figueira, Daurius (2006) : « Cocaine and Heroin Trafficking in the Caribbean the case of Haiti, the Dominican Republic and Venezuela » USA iUniverse Inc .

Robinson, Jeffrey (2004) : « The Sink » UK Robinson . United States Southern Command (2010) : « Partnership for the Americas Command Strategy 2020 ».